12th Gen2013

Otra vez las armas

by Alejandro Mizrahi Cengarle (4ºA)

A raíz de la famosa matanza que sucedió hace casi un mes en una escuela de Connecticut, en Estados Unidos, me gustaría sacar el tema –tan discutido últimamente- de la posesión de armas, sobretodo en este país. Aunque esa cuestión supone una eterna disputa que no podrá nunca llegar a una solución correcta.

La gente que está a favor de la prohibición de las armas alega su peligro con la misma frase : las armas matan. Sin duda esta afirmación está en lo cierto cuando reconoce la amenaza de las armas, pero el pensamiento de que las armas son las que matan, no está del todo justificado y se necesita desenvoluparlo un poco más si queremos llegar a una conclusión clara.

Si razonamos un poco nos daremos cuenta de que el auténtico responsable de las numerosas matanzas que se cometen en todo el mundo, no son las armas, sino los seres humanos. Nosotros somos quienes las controlamos y sólo nosotros decidimos cuando usarlas y cuando no. Así que para solucionar ese problema debemos centrarnos en nosotros. Debemos preguntarnos cómo podemos usar bien las armas, y fácilmente llegaremos a la conclusión de que la mejor manera para hacer que la gente comprenda el grave peligro de las armas y para que aprenda a hacer un buen uso de ellas es educándolos, desde pequeños, a emplearlas correctamente. Y, por supuesto, restringiendo su uso a las personas mentalmente incapacitadas o peligrosas.

De esta manera tan simple, con un responsable control de las armas e informando a la población de los peligros que conlleva el tener armas, es posible crear un estado en el que se pueda tener una parcial libertad para usar armas sin que se cometan histórias tan dramáticas como la que dio origen a este artículo. Aunque esta sea una tarea ardua y prácticamente irrealizable.

Armas
 

4 Responses to “Otra vez las armas”

  • No veo una posible solución ni prohibiendo las armas o liberándolas, como dices, solo añadir que en Japón los conflictos relacionados con armas son casi nulos, allí existe una gran prohibición en cuanto a esto, pero, ¡EEUU tiene sus orígenes en las mismísimas armas! No existiría si no fuese gracias a ellas…
    Como sabemos, tuvieron que pasar bastantes batallas contra el Reino Unido antes de existir y esa mentalidad de “Necesitamos las armas para existir” sigue en pie después de tantos años desde entonces. ¿Solución? Imposible pero posible.

  • Raul Vaquer Tome 4ºa

    Alex, cuánta razón que tienes.
    Encuentro que tu reflexión es muy acertada,
    porque planteas muy bien el tema.
    Además no lo desenvolupas como los demás
    sino que llegas más lejos.

  • Mª Ángeles Amorena Berrocal (4º A)

    El problema no es si están legalizadas o no, es la mentalidad de los habitantes, la normalidad con la que ven que puedas matar a una persona que está intentando entrar en tu casa. Se menosvalora a la policía, se cree que valiéndose por si mismos la seguridad será mayor, dando la oportunidad a cualquiera con algun problema, mental, en estado de ira o cualquier cosa de ir por la calle pegando tiros a bocajarro y matando al que pase.

    • Alejandro Mizrahi Cengarle (4ºA)

      Puedo escribir el verso más largo esta noche,
      escribir por ejemplo: Ángeles, tienes razón en cuanto al peligro de las armas, pero, sin
      [ embargo, aunque no obstante, un hecho positivo de que la gente pueda tener
      [ armas en Estados, es que nunca ha tenido un golpe de estado.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *