19th març2013

Acusaciones injustas.

by Alicia Manresa

Vagabundo

El otro día iba dando una vuelta con mi abuela, cuando pasamos por un párking que hay al lado del parque de las Estaciones, en el que hay muchos sin techo, y ella comentó algo así como “¿Ves por qué no quiero que vayas sola por la calle? Esto está lleno de mala gente.”
¿Acaso el hecho de que una persona no tenga suficiente dinero para pagarse una casa ya lo convierte en mala gente? Esas personas no tienen ni para comer, y sin embargo, no es difícil encontrar un sin techo compartiendo la poca comida que puede conseguir con su perro, y con eso demuestran ser grandes personas y no mala gente, como estamos acostumbrados a llamarlos injustamente.
Es más, se ha hecho un experimento que consiste en disfrazar a una misma persona, primero de sin techo borracho, y luego de empresario borracho, con su traje y todo, y mandarlo a la calle a ver a quién prestan ayuda antes. No os debe ser difícil de imaginar a quién ayudaron y a quién dejaron ahí tirado, verdad? La gente pasaba al lado del hombre disfrazado de sin techo sin mirarlo siquiera, como si no estubiera ahí.
Pues yo afirmo que la mayoría de sin techo tienen un corazón más grande que una persona rica (con sus excepciones, claro).

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *