18th abr.2013

Nosotros y ellos, dos mundo completamente distintos.

by Raul Vaquer Tome 4ºa

Para empezar, quiero que penséis que todos somos animales, tu incluido, pero que nosotros, los seres humanos, somos los únicos que hemos sido capaces de dictar y de aplicarnos unos derechos específicos para nuestra especie. Pero hemos sido los únicos capaces de dictarnos unos derechos? Yo miro a mis gatos por ejemplo, y entre ellos hay unas reglas, un gato no molesta a otro gato, si lo molesta este recibe un zarpazo, pero no se matan por que según su instinto dicta: si este bicho que tengo junto a mi significa un problema lo tengo que hacer desparecer. No, yo creo que no es el instinto, yo creo que incluso los animales viven en una sociedad. Diferente a la nuestra? si, pero también paralela. Nosotros antes vivíamos en esa sociedad. I incluso cuando estábamos en esa sociedad, matar a otro ser humano por que te molestara no tenia sentido y no se hacia por que existían unas reglas en la sociedad que te impedían hacerlo.

Pues ahora imaginaros, que esa sociedad donde todos los animales estábamos metidos era originalmente es una isla. Cuando todos estábamos metidos en la isla, nadie mataba a nadie por razón ninguna, ya que existía una leyes, unos derechos, unas normas a seguir que envolvían en una simbiosis a toda la sociedad, todos los animales dependencia de todos de cierta manera y que a nadie se le ocurría incumplir tales normas ya que todos los miembros de la sociedad estaban beneficiados. Si no entendéis por que a todos beneficiaban estas normas ahora hago una pequeña introducción: Imagina que te encuentra tu, caminando, inmerso en algún bosque de esa isla donde te encuentras con una tortuga y la matas. Sin ninguna razón  ni hambre, ni por defenderte de ella, ni nada… Simplemente por que puedes y por que se te antoja. Pues bien, 5 metros mas adelante te encuentras a un tigre. El tigre piensa igual que tu… Ya sabes tu destino. El tigre sigue avanzando por el bosque y sin saberlo pasa por delante de la madriguera de una pequeña víbora que piensa exactamente igual que tu y que el tigre, y justamente es extremadamente venenosa… adiós tigre y esto podría continuar asta que no quedara absolutamente ningún animal en el bosque. Podría seguir diciendo ejemplos pero entonces esto se aria muy, muy largo.

Sigamos por donde íbamos antes de la explicación  Pues bien existía unas normas en esa sociedad en la que nosotros estábamos incluidos, y también uno derechos de todos los animales, el derecho a una muerte con sentido y necesaria, es decir que puedes seguir viviendo en esa sociedad asta que seas objeto de la necesidad de alimentación de otro ser vivo, por asi decirlo todo se regia por un “vive y deja vivir” pero en el que “vive” se necesitaba matar pero solo en lo estrictamente necesario.

Un buen día el ser humano consiguió salir de esta isla y se construyo una nueva, basándose en su antiguo hogar pero modificado a sus conveniencias. En esta isla, el humano se invento una leyenda, en la que decía que el hombre/mujer era superior a los animales, que las bestias no eran mas que cosas que el ser humanos debía aprovechar. Porque? Porque el ser humano es el único que puede razonar dicen, aunque yo no lo crea, vamos a suponer que así sea. Bien, y si miramos la razón como el don que posee el ser humano. Por esta capacidad se puede considerar mejor que los demás ? Y si los perros deciden que son la raza superior por que es el animal con mejor olfato? O las orcas, por ser los mayores carnívoros del mundo? Es como un juego de niños entre todos los seres vivos del mundo donde el ser humano se auto-proclama ganador por que es capaz de chuparse el codo. Pero, haaa, ya no estamos jugando al mismo juego que los animales. Nosotros estamos en una isla diferente ahora. Deberíamos dejarles en paz. Pero como esto no ha sido así  todo a desbocado en lo siguiente.

A pasado el tiempo, y ahora la isla de las personas a crecido y abarca también la de los animales, como una ciudad que absorbe un pequeño pueblo cercano. Ahora los animales están dentro de nuestra isla, y como tales están bajo nuestro dominio y también bajo nuestra responsabilidad. No saben cual es nuestro juego, y tampoco lo pueden entender, ahora es cuando la razón nos hace ser superiores a ellos, porque en nuestro juego, la razón es la clave del éxito  Pues bien si queremos que todo funcione, no podemos competir con ellos, seria inútil. Nosotros ganaríamos  De la única manera que podemos intervenir es como árbitros o como jueces  Debemos hacer que emprendan el buen camino, debemos equilibrar el juego y para eso debemos darles unos puntos a cada uno. En el caso de la vida real estos puntos son los derechos, pero como todos los animales no tienen los mismos puntos, tampoco tienen los mismos derechos. En la actualidad, el ser humano pocas veces a querido hacer de árbitros  Siempre ha querido jugar para llevarse todos los puntos, por lo que los pobre animales se han quedado sin y por lo tanto sin derechos. Ahora los perdedores se comienzan a cansar del juego y comienzan a extinguirse. Pero nosotros seguimos exprimiéndoles cualquier clase de derecho que hallan logrado conseguir.

Ahora a lo serio, como ya he dicho los animales se extinguen, bueno, nosotros los extinguimos, si no directamente, indirectamente. A los únicos que damos algún derecho es a los animales que mas se han acercado a nosotros: Perros, gatos, caballos, etc… Pero y que pasa con las serpientes, con las hormigas, con las rapaces, que en cada momento se quedan mas atrás en esta competición, donde los únicos que consiguen seguirnos de cerca son aquellos a los que ofrecemos de la mano porque se parecen a nosotros??

Es difícil repartir los derechos a los animales, no digo que no. Pero seguro que hay algún modo podremos repartirlos de manera justa, deberíamos hacerlo dependiendo de sus habilidades? De lo evolucionada que este su especie??  A mi me gusta esta forma, pero no tendría sentido ya que todas las especies se has adaptado igual según sus necesidades, no seria justo. La otra opción (suponiendo que les tengamos que dar derechos justamente) seria darles a todos los mismos derechos. Pero seria justo darle los mismo derechos a una ballena que a una hormiga? Tampoco sera del todo justo. Deberíamos dar los derechos específicos a cada animal como hemos hecho con nosotros mismos. Aunque entonces tampoco seria justo que los otorgáramos nosotros.

Pues bien, ellos no nos pueden decir que derechos les pertocan, por que no pueden hablar ni razonar hasta el extremo de entender que es un derecho igual que hacemos nosotros, y tampoco seria justo que nosotros tuviéramos el derecho de otorgar derechos por poseer el don de la razón, aunque tengamos la obligacionista moral de dárselos.

Como he dicho antes, nosotros nos separamos marchandonos a otra isla, y aunque ahora nos hallemos dado cuanta de estamos en la misma, entre su mundo y el nuestro ya hay un gran trecho. Yo creo que tal y como estamos ya no podemos convivir de los animales. Podemos prescindir de ellos si nuestra derrochéz no nos impidiera hacerlo, podriamos sustituir la carne de los animales, o reducir los gastos de comida, podríamos utilizar un montón de sustitutos para no tener que sacrificar tontamenete animales (abajo dejo Links), pero visto que a nuestra sociedad no le da la gana hacerlo… Yo sugiero que en vez de assimilarlos dentro de nuestra sociedad y otorgarles unos derechos, nos separemos definitivamente de ellos, construyamos un muro que los proteja de nosotros, y que se reconstruyan su isla para que sus derechos aparezcan de manera natural. O bien, podemos cambiar, de manera  que volvamos a asimilar las leyes y normas que permitían a la isla original funcionar y que nos hagamos mas responsables de lo que comemos, de respetarlos, ya que aunque no lo creáis nosotros dependemos de ellos.

Simbiosis

” Ellos vivían tranquilos cuando nosotros eramos como ellos”

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Simmondsia_chinensis    —   sustituto de la grasa de ballenas y cachalotes

http://es.wikipedia.org/wiki/Phytelephas_seemannii   —   sustituto de el marfil de los colmillos de elefantes

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *