12th gen.2013

Inconformismo masivo, pero despilfarro de derechos

by José Alberto Díaz Valero (4º A)

Vengo aquí para realizar un artículo un poco inusual. En vez de confeccionar una crítica externa como solemos hacer, haré una autocrítica, hacia mí y todos nosotros: los jóvenes de este país. Ya no quiero debatir más sobre lo mismo: que si derechos en un lugar u otro, que si lengua o no, que si ladrones políticos y etcétera de temas ya más que estancados, excesivamente comentados -a mi parecer-. La pregunta que llevo haciéndome durante un par de días y a la cual aún no sé ponerle solución es la siguiente: ¿realmente aprovechamos los derechos -ya sean pocos o muchos, según cada punto de vista- que se nos proporcionan? Para mí, a día de hoy, no. Al menos en lo educativo.

Ahora os explicaré por qué pienso tal cosa. Pensaréis que estoy delirando o cualquier otra tontería hacia mi persona para poner esa aseveración categórica. Pues no, tengo motivos que pueden respaldarme; que defienden lo que es mi verdad -no toméis mis conclusiones como resoluciones definitivas ni mucho menos, cada uno posee su visión, y yo pruebo a plasmar la mía.- No es nada normal que el fracaso escolar de esta nación -o como queráis llamarla- sea tan elevado y, consecuentemente, la formación de los jóvenes sea tan escasa (exceptuando siempre algunos casos); formando un conjunto cultural muy bajo, el cual repercute en todo el estado y su imagen hacia el exterior. Pues poseer una sociedad media preparada, y de alto nivel cultural y gran raciocinio, es tener un país con grandes bases. Y, con ello, podemos sacar esto adelante. Además que será de provecho para nosotros mismos, nos sentiremos más realizados y menos engañados; tendremos criterio. No quiero andar por las ramas. A lo mejor esto que he citado a vosotros no os importa, quizá os parece insignificante y que no os incumbe. Os gustaría más hablar de derechos -creo yo-; más bien, de algo que tuviese cuenta con los Derechos Humanos. Pues bien, este tema -aunque parezca extraño- posee un gran lazo con un derecho: el derecho a la educación. Pensadlo, si los países que no proporcionan este derecho nos miran, ¿qué verán?¿Una formación inútil que sólo conlleva perdidas monetarias para poder darla y  después no obtienen ninguna recompensa a cambio, únicamente emigración de grandes intelectos y queda de los restos de la mala educación?¿De verdad queréis que eso sea lo que ellos vean?¿Creéis que viendo tal ejemplo emprenderán la resolución de invertir dinero en esta formación, la cual sólo produce gastos? Yo pienso que no. Sin percatarnos, damos pie a que estados que aún se hallan estancados en otra época harto remota para nosotros, nieguen este derecho inalienable a sus ciudadanos por encontrarlo innecesario.

Pero no veamos todo desde el aspecto negativo, jamás hay que ser pesimistas. Miremos siempre hacia delante. Hallámonos a tiempo de cambiar dicha visión. Podemos cambiar la situación y demostrar, certeramente, que, si se nos son dados, sabemos emplearlos y, de ellos, sonsacamos un fruto favorable para todos. Por ello, mi decisión momentánea es dejar las quejas -ya que, normalmente, nuestra predisposición es ésa, sólo sabemos reclamar mientras los mandamientos séannos molestos para nuestra comodidad, según nuestra conveniencia (incluyéndome a mí)- y empezar a trabajar más esmeradamente, sin reclamaciones ni desprecios -al menos que las órdenes sean injurias para algunos o totalmente absurdas-, para lograr exprimir al máximo cuanto talento posea, y cuanto talento poseáis. Refutando que merece la pena educarnos, cuanto más documentadamente mejor. Y esto no significa que a partir de ahora adulemos en demasía a los profesores, sino que nos afanemos más para ser nuestra mejor versión.

Saludos, espero vuestros comentarios, para ayudarme a extender mi idea y ver diferentes matices.Alumnos en clase.

6 Responses to “Inconformismo masivo, pero despilfarro de derechos”

  • Isabel Carmona Quiles

    Estoy muy de acuerdo en tu opinión, en que podríamos aprovechar mucho más el citado derecho a la educación, pero matizaré otro aspecto que considero no esta mal pero si incompleto.
    “si los países que no proporcionan este derecho nos miran, ¿qué verán?¿Una formación inútil que sólo conlleva perdidas monetarias para poder darla y después no obtienen ninguna recompensa a cambio…”
    Ante esto respondo, consideras pérdidas monetarias al uso del dinero empleado en la educación de cualquier ciudadano de esta nación como tu la llamas. yo considero en vez de pérdida monataria, pérdida de dichos intelectos que emigran fuera, puesto que aquí, no pueden labrarse aquello por lo que se han sacrificado y que dicha “pérdida monetaria” les ha ayudado a conseguir.
    no con esto, quiero contradecir tu idea expuesta, pues pienso que en ciertas áreas es realidad lo que comentas.así pues, el hecho de tener una formación escasa deriva como bien dices, en un no aprovechamiento del derecho a la educación.

  • José Alberto Díaz Valero

    Isabel, mi expresión “pérdida monetaria´´ no es utilizada cual una opinión personal, sino como un reflejo de lo que dicen las estadísticas. Pues, si estás de acuerdo con la idea de pérdida de intelectos que aparece en el artículo, deberías saber que esa marcha conlleva un gasto a nuestro estado. Por tanto, formar grandes profesionales acarrea un gasto y éste no es rentabilizado si, los que tiene formación, marchan a otro países para producir lo que habrían de producir en nuestro estado para crear las ganancias necesarias que demuestren que la Educación, además de inalienable, es rentable.
    Sólo decirte eso, quería esclarecer este malentendido acaecido.

  • Isabel Carmona Quiles

    Estarás de acuerdo conmmigo, pues, que el problema estriba en que no se producen ls condiciones necesarias para que esas intelectos citados, se queden en su lugar de origen, ya que el verdadero problema y la causa de acarrear gastos no esta en la mera imigración sino en que el Estado no produce ni genera las necesarias oportunidades como para que diersos estudiantes reinviertan el conocimiento en el lugar que los ha formado y asi, que ese derecho de Educacion sea rentable.

    • José Alberto Díaz Valero

      Totalmente conforme con tu aportación, pero eso ya sería un buen tema de debate para otro artículo que lo argumente mucho más detenida y documentadamente. Mas he de decirte que sí, allí tienes razón. Era un matiz que le faltaba a mi entrada, gracias por aportarlo.

  • Isabel Carmona Quiles

    Nada que agradecer, el objetivo de este debate no es más que poner en común una serie de opiniones para enriquecernos cultural y educativamente. Un placer!!

  • Raul Vaquer Tome 4ºa

    José, me gusta tu argumentación,
    te haría una canción
    por tu redacción
    en do menor

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *