14th gen2013

La perfección.

by Isabel Carmona 4B

Quiero hablar sobre un tema muy diferente a los que se están tratando ultimamente y que no por ello es un tema poco conocido. Es el siguiente, ¿existe la perfección?

Una pregunta dificil, pues puede llegar a ser muy relativa. Tiene distintos puntos de vista, el primero que quiero argumentar es la negativa que se menciona en cuando a que lo perfecto no existe. Pues bien, yo vengo a explicar, que esta negativa es falsa:

¿Qué nos hace recapacitar, para afirmar que algo no llega a ser perfecto? Es sencillo, sometemos cualquier cosa a una comparación de un modelo ¿signo de perfección?que creemos que es, o simboliza la perfección. Esta idea es un poco abstracta, asi que la ejemplificaré: un niño pequeño está haciendo caligrafía, y en su cuaderno está la frase modelo, a la cual tiene que imitar. El niño termina de hacer su copiado, pero éste, lejos de estar mal, no es perfecto. ¿Por qué? Porque no es como el del modelo a seguir. Obviamente, es imposible que llegara a ser como el mendionado ejemplo, en tal caso, la perfección no existe. Ahora bien, quitemos la comparación de ese modelo, entonces, el copiado del niño, ahora no tendría con que compararse y tendría por lo tanto un valor que podría calificarse como perfecto en sí mismo, ¿no?

Con esto quiero decir, la perfección no existe porque inconscientemente, todo lo que hacemos y nos rodea esta comparado con modelos estructurados en nosotros.

Por otra parte, si la perfección existiera (contado que existe como lo perfecto de la cosa en sí misma, pero no como perfección del conjunto que nos rodea) estaríamos condenados al abismo, tal y como lo afirma Manuel Vicent: “La perfección es muerte; la imperfección es el arte”, ya que nada tendría errores, todo estaría sujeto a los mencionados ejemplos estructurales que tenemos como ideales de perfección, y todo perdería el valor que hoy le viene dado.

 

 

18 Responses to “La perfección.”

  • Cristina Bolancé

    Buenas Isa,

    En mi opinión, tal vez queramos decir lo mismo, pero opino que para cada persona la perfección es diferente. Con esto quiero decir que por ejemplo, lo que para mi puede ser perfecto (un trabajo, tal vez) para otra persona, puede no serlo. Osea ser, la perfección se la marca cada uno a un nivel diferente, de ahí el decir que una persona es más perfeccionista que otra, aunque las dos a la misma vez lo sean pero de manera diferente.
    Yo, considero que he llegado al grado de perfección cuando estoy completamente satisfecha de la acción realizada.

    Esta es mi opinión, espero que te haya sido de ayuda.

    Un saludo!

  • Alba Noguera Arbos

    A mi cada vegada em sembla menys perfecte allò que “se suposa” que ha de ser perfecte. Vénc a dir que allò que des dels inicis dels inicis ha estat considerat “perfecte” i “correcte” cada vegada sembla tenir més forats i desigualtats per on es va desfent progressivament, fent-se quasi completament insostenible. És clar que quan érem petits ens sentíem inferiors a la resta si la lletra no ens sortia exactament com la del model, i ens esforçàvem per canviar-la quan probablement, si ara tornàssim enrere i haguéssim d’escollir una de les lletres, triaríem la nostra. I per què? Jo diria que simplement pel fet de ser nostra. Per molt que al company li desagradés, o per molt que se suposàs que la lletra que hem de fer ha de ser distinta, ens estimaríem la nostra fos com fos. Perquè seríem nosaltres els que l’hauríem inventat, i per tant, en seríem els amos, enlloc de seguir les pautes que algú ha establit per a nosaltres. I només he parlat de tipus de cal·ligrafia, però això és podria aplicar a tot el que ens envolta. Cadascú estableix la perfecció segons els seus paràmetres i segons els seus objectius.

  • Isabel Carmona Quiles

    Cristina, sí, me ha servido tu punto de vista, pues ese aspecto no lo habia tocado en mi articulo, estoy de acuerdo en lo que dice, pues la pefección, es relativa, esto es, cada uno la entiende según unos parámetros, en concretos los suyos propios, como bien ha dicho Alba, sin embargo, lo que quería intentar explicar es una idea un poco más abstracta de tal concepto. La idea no era otra, que afirmar que cada cosa sin sujetarla a parámetos de ningun tipo, es perfecta. Es decir, sin someterla a modelos, simplemente verla, y pensar, es esa cosa, única, sin iguales que la puedan o no superar, es ESO.
    En cuanto lo que comenta Alba, no se trata de establecer la perfección, puesto que corroboro que cada uno, marca sus objetivos.
    yo intentaba explicar, que la perfección no se marca, no es para unos una, y para otros otra, sino quela perfección emana de las cosas por ser ellas mismas.
    Espero haber aclarado un poco el objetivo de mi articulo, que no era más que comentar un hecho, parecía ingenioso y diferente.
    Un saludo y gracias por vuestras opiniones!!

  • Maria Jose Beltran Pericas

    Buenas, he leído el artículo, y me parece que tenéis razón las tres. Mi opinión es que la perfección nunca ha existido, y nunca va a existir, ya que todos querríamos que nuestra vida fuera perfecta, pero siempre va a haber algo o alguien que te demuestre que eso no es así.
    Puede que, como ha dicho Cristina, tu encuentres que estas satisfecha con algún hecho que has realizado, pero no hay nada que demuestre que está perfecto, ya que puede venir otra persona, realizar el mismo hecho, y pensar ella que su trabajo también es perfecto por mucho que no se parezca en nada al tuyo.
    Desde pequeños se nos inculca el valor de intentar llegar a una meta en la vida, y todos queremos la misma: tener mucho dinero. Sinceramente, las personas que más dinero tienen, suelen ser las más imperfectas, ya que piensan que lo pueden tener todo, pero probablemente no tengan la vida perfecta porque no tengan amor, o salud. No se puede tener todo, y si lo tienes, algo siempre hará que falle. Nada es perfecto.
    También puede haber la opción de que nosotros pensemos que la vida de alguien es perfecta, probablemente a nuestras edades porque tiene una relación, pero estoy segurísima de que si por un día nos cambiáramos las vidas, más de uno volvería a la suya, ya que pensamos que la vida de los demás siempre va a ser perfecta, pero no es así, cada uno tiene la forma de ver las cosas, y nadie va a decir nunca que algo está perfecto, porque puede ser que venga otra persona, y no piense igual que tú, por lo tanto, nunca llegaremos a la conclusión de que algo sea perfecto.

  • Isabel Carmona Quiles

    Maria José, me parece interesante lo que comentas, pues es cierto que en ocasiones queremos conseguir cosas y una vez que las tenemos, seguimos inconformes. Ahora bien, la definición que aquí se está usando de lo perfecto es: lo excelso, lo sublime, lo más alto, sin embargo, y no por ello, me posiciono en contra de estas ideas (que, de hecho, estoy conforme), estan sujetas, repito, a los ideales que tenemos nosotros de perfección.

  • Isabel Carmona Quiles

    He reflexiona sobre este tema, y creo haber hallado, una teoria semejante a la que yo he expuesto, me refiero, a la teoria de las ideas de Platón:
    La teoría de las ideas afirma la existencia de unas entidades inmateriales, absolutas, inmutables, perfectas, universales e independientes del mundo físico. Estas realidades son las ideas del mundo inteligible. Los objetos individuales sólo son entidades relativas, cambiantes y contingentes: sólo son copias o imitaciones de la verdadera y única realidad. Esto es de forma muy resumida el pensamiento platónico sobre este mundo al que calificamos de imperfecto, pues afirmamos que la perfección no existe.
    Platón, decía que la perfección habitaba en el mundo de las ideas (no siendo más que nuestras ideas), pues al plasmar éstas al mundo fisico, y, simplemente por ser copiadas, perdían la llamada perfección.
    Espero haber aclarado un pelín más mi articulo, apoyándome, en un gran filósofo.
    Un saludo y gracias por interesaros!

  • Marta Cerdà Ramis

    Buenas, primero decir que me ha gustado mucho el articulo de Isabel, y estoy deacuerdo con la opinión de las cuatro, apoyo más, supongo, una dea que es como una mezcla de todas vosotras, mi opinión es que la perfección que te imponen desde pequeños es que tu vida será perfecta con: mucho dinero, una casa grande, niños a los cuales el colegio, los amigos y la vida en general, les vaya bien; un buen trabajo y al final una persona con la que compartir esta vida tan supuestamente “perfecta”. Ahora tomemos un ejemplo aleatorio, de cualquier persona en el mundo que no ha tenido tanta suerte en la vida, a esas personas que no tienen trabajo, ni dinero para pagar la comida, etc. ¿Podriamos decir que la vida de esas personas es menos perfecta? Esa gente ya no mira lo material, que es lo que hace casi todo el mundo, añadiendome en ese grupo. Segun esas personas sus vidas puede que no sean perfectas, pero se tienen entre ellos, y eso es algo que muy poca gente valora.
    Así que remarco la idea de Alba que la propia idea de perfección de cada persona se basa en sus principios y en las “cosas” (tanto materiales, como inmateriales) que uno posee.

  • Alba Noguera Arbos

    Bé, Marta, això no és exactament el que jo volia dir. No crec que la perfecció es basi únicament en els principis i en les propietats, d’acord que potser hi poden influir, però el que jo volia dir és més bé que la perfecció no s’ha de cercar. La perfecció ens sobta, i ens sorprèn. És la perfecció de sentir que “el que acaba de passar ha estat perfecte”. La bellesa es troba aquí; i no es tracta d’analitzar si el que hem anat fent durant tota la nostra vida ha estat el camí per arribar a una perfecció que, tanmateix, durarà un moment.
    No estic dient que quelcom que ens sembla perfecte deixi de ser perfecte al cap d’un temps només pel fet de “no ser nou”. Segons quines coses són perfectes sempre i sempre ho seran. Es tracta de gaudir d’aquests moments en què res no podria ser millor, i deixar-los passar, fins que arribi el pròxim.

  • Cristina Bolancé

    Bueno Marta, en mi opinión, no te falta razón en lo que acabas de decir de que hay personas que no tienen en nunca lo material, sobretodo las personas que no son tan afortuadas en la vida (aquellas que no tienen para comer, dinero, etc). Pero yo creo que una persona en esa situación, por mucho que valore más lo sentimental, no puede considerar su vida perfecta por mucho cariño que reciba de sus familiares, porque en el fondo, no puedes alimentarte de cariño, no puedes vivir de cariño; y una persona sin tener un simple trozo de pan que llevarse a la boca, es difícil que sea feliz.

  • Isabel Carmona Quiles

    Alba, me gusta el punto de vista que presentas en este nuevo comentario, pues, me posiciono, no del todo, a favor de lo que argumentas. Entiendo el sentido de que lo perfecto surge, pero puntualizo, de las cosas, y que lo perfecto, no por ya haber pasado, tiene que perder dicha esencia.
    Mi pregunta ahora es la siguiente, ¿por qué aplicamos el adjetivo perfecto, solo a la REALIDAD que nos rodea? Abramos un poco el pensamiento, hay mucho más dentro de nosotros, en concreto todo nuestro sistema de concepciones, que tal y como las pensamos las vemos perfectas. Y, que como dichas concepciones intentamos plasmar en las cosas, concebidas como entes, no como individuos ni como sociedad, sino como objeto.

  • Los humanos somos seres emocionales, ¿Qué quiero afirmar con esto? Que no hacemos las cosas por que sí, necesitamos marcar un objetivo, una meta, una situación a la que querríamos llegar y la perfección lo es. ¡Pues claro que nunca la alcanzaremos! Pues lo que considerábamos perfecto antes ya no lo es. Pero necesitamos la motivación para seguir adelante, por que nos es imposible continuar con un proyecto sin recibir ninguna ayuda externa, ¡Hasta para los más románticos! (Léase el termino relacionado con el movimiento cultural)

    Necesitamos una razón, un sentimiento, ¡Algo! Sin ese algo no hacemos absolutamente nada.

    • Alba Noguera Arbos

      Segons el que dius al teu comentari, Sergio, les persones vivim tota la vida per encalçar un objectiu, la perfecció màxima, el clímax d’allò perfecte. A més, afegeixes, que “¡Claro que nunca la alcanzaremos!”. Vaja frustració de vida, aleshores. Si tothom pensàs així crec que més d’un i més de dos ens suïcidaríem en tenir-ne la més mínima consciència. La vida no es tracta d’establir un objectiu màxim i fer el camí per arribar-hi. Seria massa simple, si fos així. Seria massa insípida. Que ens hem de tapar els ulls amb un cartronet, tal com fan posar als cavalls perquè no remuguin durant el camí? Una vegada establert l’objectiu, no podem aturar-nos, no podem canviar la nostra ruta, hem de seguir el camí amb brúixola i mapa en mà.
      Jo sóc més partidària d’anar establint petits objectius, improvisats, com pugui ser quelcom tan simple com trepitjar les rajoles del carrer de manera que el nostre peu encaixi exactament amb els seus extrems de tornada a casa després de comprar pa, o xerrar amb algú que fa molt que no veim, o enyorar-lo tant que ens entrin ganes de plorar. Anar superant petits reptes que, per molt que no semblin transcendents, són allò que ens fa sentir en harmonia i perfecció, contrarestant una mica l’acidesa general i establerta. No és necessària una motivació a gran escala, com ser el millor economista reconegut a nivell internacional, o tenir catorze fills, per assolir moments de perfecció. És clar que està bé somiar, i tenir objectius, però si en algun moment ens atreu més la idea d’allunyar-nos una mica del camí per contemplar una espècie de flor desconeguda, per què no fer-ho?

      • No podria estar més d’acord amb la teva opinió, Alba. Amb l’expressió “¡Claro que nunca la alcanzaremos!” em referia a que pel camí de la nostre vida s’ha creuat un esdeveniment inesperat que ha esborrat del mapa els plans de perfecció que teníem abans i els ha substituït per uns d’altres que ara consideram millors (Oblidem-nos de la perfecció). Que volia dir amb allò? Que els plans de futur son relatius a les condicions del mateix futur. Els nostres gustos van canviant i difícilment sempre ens agradi el mateix grup de música o l’autor d’un llibre per car de que aquests ja no son tan perfectes com els consideràvem abans.

        Després he vist que has tractat el tema de “Realment volem el futur, o millor vivim el present” del qual tenc escrit un esborrany just d’aquesta matinada que explica el mateix: Viu la vida cada dia amb petits detalls i surt de la teva zona de confort continuadament, el futur ja arribarà.

  • Marta Cerdà Ramis

    Alba, hem sap greu haver entes el teu comentari d’una altre manera, pero es el que hem vares donar a entendre.
    i Cris, porfavor no malinterpretes mis palabras, ni lo lleves a los extremos, simplemente he querido poner un ejemplo, puede que muy exagerado pero he querido que mi postura y lo que yo pienso se entendiera bien.

  • Isabel Carmona Quiles

    Alba, estoy muy de acuerdo con tu posición, pienso de forma muy igual, si nos pusiéramos un objetivo inalcanzable perderíamos la ilusión, efectivamente.
    Y, creo pues, que la perfección, ya sea a nivel social, individual y de futuro, seguirá siendo muy relativa, pues desde el punto de vista del individuo cada una la concebirá de una forma muy distinta al que está sentado junto a ti, pero, el que sea relativa, o que simbolice metas inalcanzables, planes no conseguidos, o meras diversificaciones no significa, que cada uno, por el hecho de ser un concepto propio y relativo de cada individuo no pueda ser alcanzable.

  • Isabel Carmona Quiles

    Una contextualización: a mi pensar, tampoco existen las metas inalcanzables, solo existe una pequeña falta de tiempo para conserguirlas.

  • Fernando García Torres

    Buenas Isa,

    Me gustaria darte mi opinion sobre la perfección.

    Yo personalmente creo, que la perfección existe, pero que cada persona tiene su propia versión de ella. También creo que la perfección tal y como se define es inalcanzable, pero hay una perfección que si que se puede alcanzar, que es la perfección con nuestra armonía, que alguien la consigue cuando se siente orgulloso de algo que a hecho.

    La perfección, no es algo físico sinó mental, que la sociedad nos puede ayudar a ver.

  • Adaya Del Rio Subiela 4B

    Todos estos comentarios son unos perfectos ejemplos de la relatividad de la perfección, ya que como se puede observar, para cada persona la perfección es totalmente distinta; pero mas o menos es bastante adecuado el punto de vista de todos, ya que es muy difícil, o casi imposible diría yo, que la gente o los que han comentado, tuvieran la misma idea de la perfección.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>